Training Day

Diario

training day copy-low

Anuncios

Patrimonio en peligro

Intervenciones, La Directa

“El estallido de la burbuja inmobiliaria ha frenado muchos proyectos que amenazaban el patrimonio arquitectónico en Cataluña. Pero no podemos cantar victoria. Ahora que se ha acabado el crédito, el peligro se encuentra en el olvido y la degradación. En el caso de Sant Julià de Ramis, las obras para construir un centro de arte privado podrían destruir un monumento único en Cataluña”

377DIRECTA_001

directa377

Nuevo y viejo arte

Diario

Hace ya un tiempo que no tengo el tiempo de pasarme por aquí a escribir un poco. El poco tiempo que tengo libre lo empleo siempre en dibujar y es raro el tiempo que pueda emplear en escribir algo que no tenga que ver un cómic o con mi doctorado, aquello de escribir por placer.
Como dibujante interesada en el mundo del arte –no en el mercado del arte– porque efectivamente soy de esas que cree aún que los espacios de creación son espacios espirituales, creo que nos lo hemos hecho muy mal, realmente mal, descubro con pena y alegría que los espacios de creación y participación se encuentran completamente fuera de las universidades y de los museos. Creo que llevo tiempo leyendo mal la revolución que fue la expresión novedosa de las vanguardias, hemos leído mal que ello era apenas un cambio solo de formas, cuando las vanguardias llegaron a abstraer el mundo real forzados por la aparición de la fotografía no nos decían solamente que la pintura, el dibujo y cualquier forma de representación tenía tal amplitud de expresión como un cuadro abstracto, nos decían también que cualquiera podía representar su realidad, independientemente de la semejanza. Pero nos centramos en las formas de representación de la realidad y no en el cualquiera.
Entonces vinieron las exposiciones de aquella gente que pintaba distinto y la reorganización de los espacios expositivos para que aquello que comenzaba a hablar de participación fuer nuevamente reorientado al lugar de creador-espectador. Seamos sinceros, los curadores están muy bien como parte de un sistema de organización, de mediación de un espacio que no pretende realmente nunca ser alterado por la vida. Pero fuera de éste mundo hay sectores de creación como el cómic que quieren dan espacio a gente con estilos realmente personales –algunos hasta directamente declaran con su dibujo su intención de no pintar–, en espacios accesibles para todo el mundo, sean en la web o en una librería.
El mundo del arte estaría ciego si no aceptara que se consumen muchas más películas, juegos y cómics que obras de museo. Esto de “consumir” les encanta a los entendidos del arte porque parece como si con ello les dieras la razón de que su mundo es mucho más exclusivo pero lo cierto es que somos carne viva y lo que sea que consumamos más tiene mayor influencia sobre nuestro imaginario. Sin embargo me apena porque creo que la pintura es también un espacio creativo o una técnica, si queréis, que no tendría que estar tan encerrada, quizás si Banksy fue un boom en la última época del arte fue precisamente porque mostró el interés de un mundo, como el graffiti que es sin duda uno de los espacios más colectivos de la pintura actual. La pintura tendrá sentido cuando todos pudiéramos intentar poder pintar y por ello no creo que el futuro sea exluyente, creo en lo nuevo y en lo viejo para todos.