Por qué la cuestión griega nos habla nuevamente del pasado

Palabras

2012-02-18-A Grècia ens jugem nostre futur

En la cuestión griega, están, por un lado, las cuestiones técnicas del problema y sus posibles salidas. Yo personalmente no creo que Grecia salga del euro, ella no quiere y no la van a echar; su salida sería un paso hacia el fin de Europa, política, económica y simbólicamente.

Por otro lado están las cuestiones no técnicas ¿Por qué la crisis Griega deja entrever, de nuevo, la importancia de nuestra interpretación política o de como queremos vivir todos juntos? lo que se plantea en el conflicto actual es una decisión política y no económica.

Creo que es bastante ilustrativo el hecho de que desde la teoría matemática se haya demostrado que el teorema del equilibrio general –Kenneth Arrow– está mal probado y que sin embargo se insista desde el neoliberalismo en la ‘autoregulación de los mercados’, evidencia que la economía no es esa ciencia exacta que muchos imaginamos, podríamos decir claramente que hay tras ella una cuestión de fe, por supuesto una fe capitalista.

Esta misma economía ‘religiosa’ es la que acompaña al FMI y la UE desde siempre –y que hace que no haya importado en el pasado y tampoco en el futuro una política monetaria y fiscal común–, su preocupación no es la de un estadista, sus preocupaciones son económicas y nos imponen su ‘fe’ como si los mercados fueran la palabra divina, pero Grecia y la increíble gestión de su primer ministro, Tsipras; nos han evidenciado que estas negociaciones son sobre todo políticas, es decir, que hay tras ellas una cuestión de voluntad, de decisión.

Una vez más el futuro nos golpea a la puerta y lo que nos preguntará siempre es si seremos capaces de asumir el significado de vivir en comunidad.

¡toc, toc!

DeseosPostales.tk

Palabras

¿Cómo escribir una postal a los reyes magos?

How to write a postcard to Santa?

1. Cualquier gran correspondencia comienza con el soporte para poder escribir, recuerda que una postal tiene una imagen por una cara y por la otra cara un espacio en blanco para poder escribir. Si aún no tienes una postal mágica puedes escribir en una tarjeta o fabricar tu propia postal; solo necesitas un papel cualquiera y el valor añadido de tus habilidades como dibujante. Si quieres que los reyes magos se sientan más adulados puedes buscar un papel de colores o recortar alguna de la revistas que veas por casa.

Recuerda que todo entra por los ojos y llega hasta el corazón, así que si fabricas una postal de la misma sustancia de la que están hechos tus deseos seguramente los reyes magos lo tomarán en cuenta, evidentemente esto no quiere decir que siempre vayas a conseguir lo que deseas. No importa, no se recibe en la misma proporción en la que se da, pero algún día recibirás sin necesidad de haber dado.

Amic imaginari

This year my imaginary friend and I agree with the gift list, which is detailed overleaf.

2. Ahora que tienes una genial postal en tus manos, es el momento de trabajar en los detalles del contenido. Como verás el formato de una postal es muy sencillo.

3. En el lado reservado para el mensaje verás que las postales suelen dividirse en dos, de forma que el lado derecho de la tarjeta se usa para escribir la dirección donde la tarjeta se enviará, en la esquina superior derecha generalmente hay un recuadro que marca el espacio donde deberá ir el sello. El espacio del lado izquierdo esta reservado para tu mensaje, garabato o para crear un enigma que llevará al destinatario a la búsqueda de aquello que desees.

Escribe tu mensaje. La primera y única regla de la escritura en postales es que no hay reglas. Escribe tanto o tan poco como desees. Puedes no escribir en absoluto y  hacer un dibujo que represente alguno de tus deseos, si no eres claro puede ser que los reyes magos hagan una interpretación de tu dibujo y que no te traigan claramente lo que has imaginado, pero confía en ellos, esas largas barbas son de años de experiencia.

Algunas personas optan por escribir tanto como sea posible , llenando el área de texto , a continuación, escribir en la parte inferior , a la derecha , hacia abajo a lo largo de la parte superior, y por el lado izquierdo.

4. Firma tu tarjeta. Dado que la formalidad no es un requisito para las postales, puedes despedirte diciendo simplemente adiós o con un caluroso deseo para el próximo año, esto les dejará claro que piensas continuar comunicándote con ellos y que el deseo de mantener el contacto no es solamente fruto de un interés material.

5. Escribe la dirección que aparece en el lado derecho de la tarjeta. Algunas tarjetas tienen líneas para escribir la dirección, no olvides escribir el nombre del destinatario, seguido de su dirección.

6. Compra un sello, pégalo  y colocar esa pequeña porción de amor de cartón en el correo.

NOTA: Intenta ser cortés en el lenguaje y evitar comentar tu insatisfacción por los regalos de años anteriores.

En DeseosPostales.tk han recopilado, ilustrado y puesto en circulación algunos deseos de niñ@s y algún que otro adulto. Esperamos que os sirvan como inspiración. Por supuesto nos interesa cualquier comentario o idea para una nueva postal.

Amigos peludos

Dear Santa, this year I want a pet. My friend recommended me to ask for a cat.

“Across the universe”

Diario, Palabras

Sobre la Nostalgia

El cine y algunos medios del lenguaje un poco más periféricos como el cómic . Tienen la increíble habilidad de representar contenidos ideológicos, estudiables en tanto en que se graban y nos permiten el placer de poder retroceder y volver a verlos hasta saciar nuestra curiosidad quirúrgica. Pero es recomendable pasar con ingenuidad por el primer visionado de las películas, zambullirnos en la ideología hasta que nuestras lágrimas exorcicen algo que relacionamos de la pantalla a nuestra vida.

Caminamos suavemente sobre los contenidos de una película cuando esta en un ejercicio maravilloso de economía del lenguaje, articula pequeños trazos de información para que nosotros completemos el resto del dibujo con experiencias ya vividas. Suena una tetera, y alguien se levanta, sabemos a donde va, que va a hacer y si es Inglaterra también la hora exacta.

La ideología y la melancolía tienen algún tipo de relación que aún me parece misteriosa pero que creo está muy presente en nuestros días. La ideología actual, que no es la que nos precedió (esa que creo que ha gobernado un pensamiento evolucionista y positivo de los 60’s hasta la década del 2010) esta cargada de una cierta nostalgia, estamos en un punto cero, conscientes de una cierta derrota histórica después de años de haber creído que íbamos hacia una especie de “solución”. Sin embargo esta nostalgia no tiene una única forma, es ideología pura y la construcción de como se asume es un campo de batalla.

Los relatos secuencia, como las películas o los comics nos plantean historias que dan interpretación a la difícil relación entre lo superficial y el contenido real de la experiencia. Muchas de ellas plantean “soluciones” pero las más interesantes no responden a “quien es el asesino” en el caso de que fuese un misterio de Agatha Christie, sino que relaciones existen entre los habitantes de una casa, cuales son las relaciones de todos los personajes con la muerte, con un acto que les atañe a todos, con el síntoma.

El lenguaje cinematográfico construye un saber que no es científico, cuantificable, que no proporciona una solución y que por tanto constituye un gran poder en estos días de inmaterialidad.

“Across the universe” del 2007 y dirigida por Julie Taymor me ha sorprendido gratamente. La aventura arriesgada de hacer un musical de los Beatles es solventada con éxito a través de la historia de una pareja de los 50’s a los 70’s. Puede ser que hubiese preferido otro final pero por lo demás aprecio la capacidad que tiene para llevarme a terrenos a los que consideraba que tenía una alta resistencia, haciendo uso de un lenguaje cinematográfico arriesgado.

La formación de Julie Taymor en series es visible por el uso del espacio-tiempo cinematográfico para una narración acelerada de acontecimientos y sensaciones que a veces no es tan frecuente encontrar en películas y más sí en los buenos videoclips musicales. En “Across the universe” hay algunos buenos momentos de este tipo de narración con “I want you” o “I’m the Eggman”.

Os la recomiendo, aunque desearía que os la pudiéseis encontrar sin nigún prejuicio, Ups! creo que ya no podréis.