Let’s break the walls

Arte, Ilustración y Viñeta

indigena7

Anuncios

Retratos digitales

Ilustración y Viñeta

Ahora que por fin decido probar otros pinceles en Photoshop, además de los planos que siempre había usado, me doy cuenta de la cantidad de calidades que había estado perdiéndome, una delicia.

Aunque me sienta muy analógica debo confesar que cada vez que me dedico a mejorar mis herramientas digitales, me siento más comoda ejecutando la mayor parte del proceso en ordenador.

Now that I decide to try other Photoshop brushes, I realize that I have missed many qualities and nuances.

Although I feel very analog, I must confess that every time I dedicate myself to improve my digital tools, I feel more comfortable running most of the process with my computer.

David vs David

Pedro-low

Luisja-low

El proceso creativo en SurrealComics.org

comic, Ilustración y Viñeta

COMICS SURREALES: LOS POR QUÉS Y LOS CÓMOS

Comics en Colombia hay, pero pocos. Rodrigo Lucio, uno de los integrantes de Surreal Comics, nos abre las puertas a los procesos creativos y las motivaciones detrás de su proyecto.

Siempre me han gustado los cómics. Cuando era niño leía los X-Men de Marvel. Años después entendí que fueron una gran influencia a la hora de construir mi consciencia social; el tema de los marginados y el abismo insondable entre humanos (o casi humanos) incapaces de coexistir, me ayudó a comprender muchas cosas. Los cómics son así, parecen un juego de niños porque los lees fácil y rápido, pero pueden decirte mucho.

Hay muchos formatos diferentes: desde la viñeta solitaria o la tira de 3 viñetas, usadas mucho en los periódicos para presentar un chiste rápido, hasta las novelas gráficas que desarrollan una historia compleja a través de muchas páginas. En la mitad, estarían los típicos cómics de superhéroes: historias más sencillas que se pueden desarrollar en pocas páginas. Pero todos tienen algo en común, algo que hace que el cómic sea un medio especial -o al menos así lo pienso-, y es que es  un híbrido entre el texto escrito y el lenguaje audiovisual.

Tal vez ‘híbrido’ no es la palabra apropiada. En realidad es más un ‘paso intermedio’. Para cualquier producción audiovisual es necesario hacer algo muy similar a un cómic apenas bocetado, el storyboard. Aunque tienen funciones y objetivos diferentes, su relación evidencia la particularidad esencial del cómic como medio y es que tiene el factor del tiempo imbuido dentro de sí. Eso es lo que hace que, frecuentemente, la experiencia de leer un cómic se parezca más a ver un programa de televisión que a leer un libro. Las novelas gráficas se sienten como películas en las que puedes detenerte sobre cada pequeño detalle. Al menos así me pasa a mí.

Eso fue lo que me llevó a hacer cómics. Yo trabajaba haciendo motion-graphics y tuve la intención de hacer animación con Juliana Acevedo (Erzebet Art), pero resultó ser demasiado costoso en tiempo y trabajo. Ese obstáculo nos llevó a pensar en otro medio para trabajar. Mi larga afición al cómic (compartida con el ilustrador Felipe González) y el trabajo reciente de Andrea Lucio en Barcelona sobre los iaioflautas, nos llevaron a trabajar en lo que luego sería Surreal Comics.

El proyecto

Nuestra visión consistía en crear historias diferentes cuyo factor común fuera reflexionar sobre los conflictos humanos y sus sentidos. No tardamos mucho en darle nombre a nuestros cómics: Surreal (no surrealista, pues nos remitimos al concepto, no al movimiento). Por medio de la superposición de diferentes realidades simbólicas, podríamos proponer situaciones que enunciaran conflictos importantes de una manera fresca, renovada -al menos en teoría-.

En cuanto al trabajo gráfico, los ilustradores tendrían total libertad de decisión con respecto a las técnicas y estilos visuales, los 3 son artistas plásticos, pero solo uno tenía experiencia directa con el cómic. Lejos de ser un problema, esto hizo que la propuesta de cada uno fuese única.

Proceso de creación

Hay muchas formas de hacer cómics. Creo que eso debe ser obvio. De hecho es muy normal que algún aficionado dibuje un par de viñetas cada vez que tenga oportunidad, en una libreta, una servilleta o la pared.

Nosotros trabajamos un poco a la antigua.

Primero hay una idea, luego un guion. Con esto, hablo largamente con el ilustrador de cada cómic para estar conectados respecto a cada pequeño detalle de la historia: significados, gestos, actitudes, etc. Cuando el ilustrador termina cada página, le pongo el texto y le doy el formato final.

En cada uno de esos pasos hay todo un proceso:

Las ideas aparecen. Pasa cuando uno está concentrado en ello, pero también viendo la televisión… por lo general, cuando menos lo esperas.

El guión se hace a través del trabajo de esa idea inicial hacia un conflicto entre dos opuestos. En el caso de «La Mancha», por ejemplo, la idea era ‘una boca terrible’. Unos labios que fueran una mancha en un mundo perfecto, un abismo infinito en medio de la verdad científica. Es una alusión al deseo. Ahí hay un conflicto claro entre la víctima y los labios. Falta el drama, la situación como tal. Hay que hacerse preguntas y responderlas. ¿Quién es la víctima? ¿Vemos todo desde su punto de vista? ¿Cómo se presenta la mancha en su vida? ¿Qué le hace?

Los guiones que he escrito para Surreal Comics están basados en la estructura de cine, descediente del estudio de la estructura de los mitos, en los sensacionales trabajos de Cristopher Vogler y Joseph Campbell en «El Viaje del Escritor» y «El Héroe de las Mil Caras» respectivamente. Cada una de las historias tiene 3 actos, al menos 2 puntos de giro y un clímax duro. Me gusta eso. En ese sentido me siento ligado a Cortázar cuando habla del cuento y afirma que “debe ganar por knockout”. El cómic nunca es muy largo, con la excepción de la novela gráfica, así que debería acabar con fuerza y dejar la cabeza del lector rodando. Ese es el objetivo al menos, pero una cosa es intentarlo y otra lograrlo.

El proceso gráfico es el comienzo real de la creación: lo anterior son proyecciones. Por eso es necesario que el guionista y el ilustrador se entiendan muy bien en todo lo que respecta a la historia que van a trabajar. En este punto, ya he compartido la idea y el guión, y el ilustrador ya tiene bocetos de cómo van a ser los personajes o lugares importantes. Si necesito que la historia sea aún más precisa, les doy un storyboard, un boceto de la página con la composición de cada viñeta.

El primer paso es el dibujo a lápiz, donde todos los volúmenes y las formas quedan claramente diferenciadas. El segundo paso es la tinta, crear la línea final que definirá cada detalle. El tercer paso es la aplicación de color. Estos procesos duran bastante tiempo y son sumamente personales, lo único que todos tienen en común es el primer paso, pero después del dibujo pueden hacer la línea a mano como, en «Somos Diferentes» o trabajar con las líneas del lápiz, controlando su textura y contraste de forma digital como en «Animal de Ciudad». Ya la aplicación de color es todo un arte, los 3 lo hacen de forma digital en photoshop, pero con técnicas muy diferentes.

Nuestros cómics

En nuestra página web (surrealcomics.org) tenemos 4 cómics. «La Mancha»  finalizó a finales de mayo y los otros 3 siguen avanzando cada semana. Publicamos todos los martes una página de «Un Truco Peligroso»  y los jueves alternamos entre «Animal de Ciudad»  y «Somos Diferentes» . Es un sistema de publicación enfocado a la web, en donde creemos que es más divertido volver una o dos veces por semana a ver qué ha pasado en la historia, que volver al sitio después de 2 meses y leer 8 páginas de un golpe.

La primera historia en publicarse fue «La Mancha» . Andrea venía de una larga trayectoria haciendo viñetas políticas (muchas de ellas en el blog Y dijo…) y había publicado hacía muy poco  iaioflautas, un cómic sobre el movimiento del 15M y el 99% que comenzó en España y empezó a mostrar el gran descontento de la población con respecto a sus dirigentes. Muy bien logrado, su trazo es seguro y sencillo, va al grano.

En «La Mancha», la elección del blanco y negro fue importante para plantear un mundo gris, donde solo una cosa es de color. Los personajes están claramente definidos con proporciones realistas y discursos muy adultos, pero esa pequeña mancha distorsiona todo. Es por eso que el final puede parecer un poco abrupto, la historia no es realmente acerca de los personajes, es acerca de la mancha.

Además me gusta que la primera imagen surreal fuera esa boca abriéndose. De cierta forma, representa el nacimiento de Surreal Comics.

Más adelante, cuando «La Mancha» terminó, empezamos a publicar «Somos Diferentes», también ilustrado por Andrea. El estilo cambió un poco, el entintado pasó de digital a pluma, las sombras y los rostros recuerdan a Charles Burns, un buen referente, sin duda. Con respecto al color, se concentra más en el contraste que en una gama demasiado amplia.

La historia de «Somos Diferentes»  es de choque y eso también lo refleja la ilustración. El momento surreal es un cambio de mundos/cabezas entre dos personas muy diferentes y esto se expresa en gran medida mediante el color utilizado para cada uno.

«Animal de Ciudad»  y «Un Truco Peligroso» empezaron a publicarse casi al tiempo. El primero es un proyecto largo y complejo en el que estaba trabajando con Juliana hace un par de años. No pudimos hacerla en animación por el trabajo que demandaría, así que la historia se convirtió en un guión algo ambicioso y se quedó esperando el día en que vimos que podíamos hacerlo en forma de cómic.

Cuando comenzamos a trabajarlo aún estábamos pensando en cine y animación, así que la relación del guión y la página es algo rígida. Afortunadamente en ese tiempo leía bastante a Alan Moore y basé la estructura de las viñetas en «Watchmen» , eso ayudó muchísimo a ubicar los textos en el espacio y jugar con la posición de cada imagen dentro de la página.

«Animal de Ciudad» comienza como una historia autobiográfica y luego se convierte en algo surreal, por ahora se empieza a sugerir, pero no hemos llegado a eso, así que no puedo contarlo.

Para la historia de «Un Truco Peligroso», me remití a los griegos. Iba a hablar del destino así que tomé a Edipo y a Prometeo como ejemplos. Los dos le brindan maldiciones/bendiciones al mundo mientras se maldicen a sí mismos. Y en ambos casos, de alguna forma, así tendría que ser.

La ilustración de este cómic fue la que más me sorprendió al principio, no estaba preparado para eso. No es convencional, pero se deja leer muy bien y tiene un nivel de expresión impresionante. Como fiel seguidor de «Hundertwasser», dibuja con cientos de líneas muy delgadas y hace que el color estalle a través de la página entera. Los personajes y sus rostros tienen algo de surreal desde el principio, son emocionales aunque estén tranquilos, se hacen sentir.

Fanzine Surreal #1

Comenzamos a publicar en la página desde mayo de este año. Hemos encontrado una buena acogida y vamos ampliando cada vez más nuestro alcance, en parte gracias a nuestra participación en la Feria de Radio Pachone y la FLIA del mes de junio. Ya tenemos algunos seguidores en España y Argentina, pero la mayoría de nuestro público está acá en Colombia, específicamente en Bogotá. Hemos estado vendiendo nuestra primera publicación impresa, el Fanzine Surreal #1, con la primera selección de cómics… y es ahí cuando todo cobra sentido y nos damos cuenta de que vale la pena hacer comics solo por ver a la gente leyéndolos.

Pueden leer todas las historias en la página surrealcomics.org. Publicamos todos los martes y jueves. Si quieren contactarnos, estamos en facebook y twitter como Surreal Comics.