“Across the universe”

Diario, Palabras

Sobre la Nostalgia

El cine y algunos medios del lenguaje un poco más periféricos como el cómic . Tienen la increíble habilidad de representar contenidos ideológicos, estudiables en tanto en que se graban y nos permiten el placer de poder retroceder y volver a verlos hasta saciar nuestra curiosidad quirúrgica. Pero es recomendable pasar con ingenuidad por el primer visionado de las películas, zambullirnos en la ideología hasta que nuestras lágrimas exorcicen algo que relacionamos de la pantalla a nuestra vida.

Caminamos suavemente sobre los contenidos de una película cuando esta en un ejercicio maravilloso de economía del lenguaje, articula pequeños trazos de información para que nosotros completemos el resto del dibujo con experiencias ya vividas. Suena una tetera, y alguien se levanta, sabemos a donde va, que va a hacer y si es Inglaterra también la hora exacta.

La ideología y la melancolía tienen algún tipo de relación que aún me parece misteriosa pero que creo está muy presente en nuestros días. La ideología actual, que no es la que nos precedió (esa que creo que ha gobernado un pensamiento evolucionista y positivo de los 60’s hasta la década del 2010) esta cargada de una cierta nostalgia, estamos en un punto cero, conscientes de una cierta derrota histórica después de años de haber creído que íbamos hacia una especie de “solución”. Sin embargo esta nostalgia no tiene una única forma, es ideología pura y la construcción de como se asume es un campo de batalla.

Los relatos secuencia, como las películas o los comics nos plantean historias que dan interpretación a la difícil relación entre lo superficial y el contenido real de la experiencia. Muchas de ellas plantean “soluciones” pero las más interesantes no responden a “quien es el asesino” en el caso de que fuese un misterio de Agatha Christie, sino que relaciones existen entre los habitantes de una casa, cuales son las relaciones de todos los personajes con la muerte, con un acto que les atañe a todos, con el síntoma.

El lenguaje cinematográfico construye un saber que no es científico, cuantificable, que no proporciona una solución y que por tanto constituye un gran poder en estos días de inmaterialidad.

“Across the universe” del 2007 y dirigida por Julie Taymor me ha sorprendido gratamente. La aventura arriesgada de hacer un musical de los Beatles es solventada con éxito a través de la historia de una pareja de los 50’s a los 70’s. Puede ser que hubiese preferido otro final pero por lo demás aprecio la capacidad que tiene para llevarme a terrenos a los que consideraba que tenía una alta resistencia, haciendo uso de un lenguaje cinematográfico arriesgado.

La formación de Julie Taymor en series es visible por el uso del espacio-tiempo cinematográfico para una narración acelerada de acontecimientos y sensaciones que a veces no es tan frecuente encontrar en películas y más sí en los buenos videoclips musicales. En “Across the universe” hay algunos buenos momentos de este tipo de narración con “I want you” o “I’m the Eggman”.

Os la recomiendo, aunque desearía que os la pudiéseis encontrar sin nigún prejuicio, Ups! creo que ya no podréis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s