El futuro será juntos o no será

Diario, Política

Los nuevos lugares compartidos que continuamente genera y reproduce la cooperación entre ingenios, talentos y capacidades distintas, que fueron bautizadas bajo el nombre de general intellect, construyen a través de la cartografía de la red nuevos procesos de lucha, emergencias subjetivas y nodos de resistencia para expresar la necesidad de nuevas formas de valor más allá del capital económico y del poder establecido.

La creación y expansión de Internet supuso, como ocurre con todos los espacios donde la capacidad cognitiva impera sobre el poder de mando, una lucha de reapropiación del territorio. Internet ha vuelto a traer a debate  –a través del caballo de guerra de la propiedad intelectual– la lucha entre lo común y el bien privado.

Este trasvase de conocimiento a un espacio compartido abre la perspectiva y la riqueza del mundo, por ello la lucha de Internet implica una reivindicación más amplia. “Hackea tu mente” se vuelve la expresión que engloba este nuevo subsuelo que plantea otro acercamiento al conocimiento y a la experiencia.

Pero la desterritorialización de Internet y sus aportaciones en las nuevas luchas no debe hacernos alejar de los problemas territoriales dentro del espacio real de conflicto, aunque no se pueda separar la reivindicación de los derechos digitales de los restantes derechos humanos, existen reglas sociales y leyes jurídicas que requieren estrategias distintas. Es en la calle donde esta en juego la monopolización de un único mundo posible, es ahí donde se evidencia con mayor fuerza tanto la prohibición como la capacidad corporal de romperla.

Soy participe de la euforia de las posibilidades del nuevo conocimiento 2.0 pero desconfiada con el positivismo que aún no incorpora las dificultades de la palabra y de ésta fuera del espacio corporal. La realidad no puede existir en su simple estado de utilidad, el mundo físico no puede perder su condición conmovedora y pasional. Los espacios están para correrlos, jugarlos y para entender que sólo a través del Otro es posible crear otra realidad. El futuro será juntos o no será.

Como en Matrix hackear nuestra mente es también abordar la complejidad del mundo más allá de su pura apariencia, atrevernos a imaginar una realidad distinta, crearla y asumir las consecuencias de nuestras decisiones. Como dice Carlos Sanchez Almeida  (http://www.bufetalmeida.com/504/resistencia-digital-y-derechos-humanos.html) es hora de elegir nuestro camino, la vida que queremos vivir y tomar las decisiones que nos corresponden, reconstruyendo no solo en Internet sino también en la realidad. De nada sirve quejarnos de la inutilidad de los intermediarios de la política y la cultura cuando ante la mayor defensa de los derechos conseguidos, la práctica; continuamos esperando que alguien nos diga que hacer con nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s