Este verano, “Toma la playa”

Democracia Real Ya

El 15 de Julio, dos meses después de la fecha del nacimiento de nuestro movimiento 15M, se inaugura “toma la playa”. Un acto más, pero no menos de los que han surgido en torno a la alegría del 15M y a las ganas de reinvindicar, marcar y recordar una fecha que nos ha vuelto a hacer creer.

La fiesta “toma la playa” es un evento inaugural de un intento por extender a otros espacios y otra lógica de la misma lucha, no como remplazo de lo que ya se ha hecho hasta ahora, sino como ampliación de la misma idea, se siguen parando desahucios y redactando textos para intervenciones efectivas. “Toma la playa” quiere llamar la atención sobre los espacios en que la especulación inmobiliaria esta causando problemas ecológicos y sociales.

1. “Toma la playa” como lucha en el territorio:

Es un evento que se apropia de problemáticas concretas a través del espacio afectado como es el caso de la urbanización en el Palmar de Cádiz o el de Carboneras en Almería, así como el proyecto de ocio al estilo Las Vegas en el desierto de los Monegros en Aragón, el Cabañal en Valencia o la intervención del hotel Vela en el paisaje costero de Barcelona, incumpliendo todas las leyes. “Tomar” estos espacios concretos visibiliza el despojo que sufren nuestros lugares cotidianos de ocio por los acuerdos entre el gobierno y los lobbys inmobiliarios. Greenpeace ya ha denunciado que el suelo portuario esta siendo utilizado para actividades especuladoras y contaminates

2. “Toma la playa” como mecanismo para abarcar otras lógicas:

Este evento ha tenido algunas críticas porque el lugar de la playa y el espacio de ocio llaman a una cierta “superficialidad”, tendríamos que cuestionarnos porque relacionamos el trabajo crítico con espacios, serios, fríos, donde  las formas corporales y del lenguaje adquieren una cierta solemnidad ¿por qué no relacionar la lucha del 15M con el sol, la gente, las risas pero también la discusión?  y es que entender que se puede luchar de formas distintas es una dificultad también implantada por el discurso único.

La lucha tiene que ser capaz de ser móvil, de tener distintos estados de ánimo, de proponer nuevas formas de apoderarse de los espacios, de revitalizar otros movimientos pero también de revitalizarnos a nosotros mismos. Tenemos que ser creativos para poder acercarnos en diferentes formatos del lenguaje a los problemas que la gente siente como suyos, en este punto creo que es necesario vivir esos otros espacios que no tienen nada que ver con la plaza. La experiencia del viernes pasado fue bastante plena en ese sentido, gente de diferentes edades quería tomarse una foto con una reivindicación propia, hacer visible su descontento aún estando en la playa… porque no hay desconexión entre el el espacio crítico y nuestra vida cotidiana.

http://www.tomalaplaya.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s